¿Cómo es en realidad el trabajo de los indocumentados en los Estados Unidos?

En los últimos años se ha intentado endurecer las políticas para detener el trabajo de indocumentados. El gobierno liderado por el presidente Trump, ha tenido como tarea construir un muro en México que evite el ingreso de más indocumentado y a realizado a lo largo del país estrictas auditorías con el din de encontrar indocumentados.

Sin embargo, los expertos aseguran que la economía del país, depende en gran medida de estos inmigrantes, y traería consigo grandes consecuencias, como miles de estadounidenses pierdan su trabajo o simplemente no sean contratados.

Entre algunas de las tareas o trabajos que realizan los indocumentados en los Estados Unidos, se encuentran las cosechas de espárragos en el valle de California, recolección de naranjas en Florida, fresas en California, vegetales en Ohio y construcción en Phoenix, Atlanta y Charlotte.

Una de las practicas más comunes utilizadas por los indocumentados para obtener trabajo en el país es presentar Green Card -Tarjeta Verde. y Social Security falsificados con el único propósito de obtener un empelo que les permita subsistir.

Se calcula que ocho millones de los casi once inmigrantes que se encuentran sin permiso en los Estados Unidos ya se encuentran laborando en el país y representan el 5% de los trabajadores de los Estados Unidos, siendo empleados en trabajos que requieren poca preparación como la agricultura, la construcción y el cuidado infantil.

El problema principal de este fenómeno llamado “migración ilegal” es el talante y la disposición de las personas indocumentadas a realizar el trabajo. Muchos empleadores han manifestado que les cuesta cubrir, porque simplemente los estadounidenses no están dispuestos a aceptar trabajos de obreros.

“No todos estarán dispuestos a realizar el trabajo sucio”, explicó Chris Tilly, economista laboral en la Escuela Luskin de Relaciones Públicas en la Universidad de California, campus Los Ángeles, porque las expectativas y el estatus también son consideraciones importantes al buscar empleo.

En el 2017, la encuesta realizada por la asociación Associated Contractors of America reveló que el 70 por ciento de las constructoras tenían problemas para contratar reparadores de techos, albañiles y electricistas, entre otros empleados. El sector de hotelería y servicios de alimentación reportó un número récord de vacantes en octubre de 2018.

Los inmigrantes no autorizados representan alrededor del 24 por ciento de los trabajadores agrícolas, pesqueros y forestales en territorio estadounidense, además del 15 por ciento de los empleados del sector de la construcción, la industria que contrata a más trabajadores inmigrantes no autorizados (1,35 millones en total).

En 2016, casi una cuarta parte de los empleados de restaurantes eran extranjeros, en comparación con el total de un 18,5 por ciento para todos los sectores, según datos de la Oficina de Estadísticas Laborales recopilados por la Asociación Nacional de Restaurantes. Lo más probable es que una gran proporción sean no autorizados, según los economistas.

Es importante resaltar, que cada trabajo que realizan sostiene entre dos y tres empleos en la economía, así que, aunque pocos estadounidenses quieren este trabajo en el campo y las granjas, los empleos de muchos estadounidenses y muchas comunidades dependen de sus aportaciones.