Tres errores más comunes que se consideran como una mala práctica farmacéutica

Muchas personas no conocen que existen malas prácticas farmacéuticas, esto se debe a la confianza que muchos tenemos en los farmacéuticos, pues cuando se trata de cuidados de la salud, estos suelen ser un poco más confiables que los mismos médicos, suelen recetar medicinas efectivas y a bajos costos y son mucho más asequibles sobre todo si no tenemos seguro médico como el 80% de la población residente en los Estados Unidos.
Cometer un error es algo muy común, después de todo, un farmacéutico sigue siendo un ser humano que debido a muchos factores puede cometer un error que desencadené graves problemas de salud como efectos secundarios. Los casos de negligencia farmacéuticos más comunes suelen ser:

Proporcionar, recomendar y vender a un paciente un medicamento incorrecto
Este es uno de los casos más comunes debido a que se deben a un factor de concentración de parte del farmacéutico, debido que si este se encuentra distraído o no presta la suficiente atención puede entregar al paciente un medicamento diferente, que causaría molestos efectos secundarios y en ocasiones esta medicina ni siquiera trata el problema del paciente.


Mala dosificación
Cuando se compra un medicamento en la farmacia, el farmacéutico debe indicarle la forma de uso, los posibles efectos o contra indicaciones, la dosis adecuada y el tiempo para tomar este medicamento, si el farmacéutico no tiene un conocimiento practico y teórico o simplemente prescribe mal el uso, el tiempo y la dosis del medicamento al paciente, arriesga a ese a no tomar la cantidad suficiente para curar su problema, corriendo el riesgo que este se agrave y se vuelva inmune al medicamento o en el peor de los casos prescribir una dosis mayor o durante un tiempo muy prolongado generando una adicción o sobre dosis lo cual podría generar la muerte, daño renal o hasta problemas cardíacos dependiendo del medicamento.

No tener en cuenta las contraindicaciones o alergias
La mayoría de los seres humanos presentamos alergias a algunas sustancias, encimas, proteínas, vitaminas entre otras, que obviamente pueden estar presentes en algunos medicamentos; cuando se prescribe un medicamento tanto médicos como farmacéuticos deben preguntarle como medida preventiva si usted presenta alguna reacción alérgica a algún medicamento, si esta medida se lleva acabo cuidadosamente y se tiene en cuenta cuando se prescribe y proporciona un medicamento, seguro no sucederá nada, pero si por el contrario, esta no es tenida en cuenta a la hora de prescribir el medicamento o incluso si aun sabiendo los riesgos es suministrada al paciente pueden presentarse graves problemas de salud como: cierre de las vías respiratorias, visión borrosa, irritación, erupción cutánea, entre otros.

En caso de que le ocurra un caso como estos a usted o a un familiar acuda inmediatamente a un hospital, no autosuministre ningún otro medicamento sin recomendación médica y asesórese de los mejores abogados en 1-833GANASTE para tratar su caso, usted o su familia podrían ser acreedores a una compensación. ¡LLAMA YA! Al 1(833)426-2783 cuéntanos tu caso, en 1-833GANASTE encontrarás los abogados en los que puede confiar y lo más importantes es que ¡si no ganas no pagas!.